Cuando ponen el dedo o el cursor en la pantalla, el emoticono les sigue con la mirada. 

Pincha  y escucha si su motivo es ascendente o descendente. Después pulsa la flecha correcta.