Un homenaje a Eduardo Campos, nuestro informático de cabecera.

Una entrevista de trabajo y sólo un Eduardo de los cuatro sabrá contestar al motivo melódico que le presentan.