Las ardillas tienen una voz curiosa. Cada una dirá el nombre de una tecla. Lleva a cada una a su bellota.