Los bebés quieren la piruleta que está en la tecla. Para conseguirla tendrán que saber decir cómo se llama la tecla.