Un homenaje a Luis Meseguer.

En el piano, cada tecla se ha convertido en un spray matamosquitos. 

Mosquito que aparezca en el pentagrama,  mosquito que desaparecerá si pulsan la tecla correcta.

Hay puntuación.