Un homenaje a Luis Meseguer.

En el piano, cada tecla se ha convertido en un spray matamosquitos. 

Mosquito que aparezca en el pentagrama,  mosquito que desaparecerá si pulsan la tecla correcta.

Hay puntuación. 

En este nivel, no hay números en cada tecla.