Animales diversos piden de comer alguna de las notas de los espacios del pentagrama en la clave de sol (fa, la, do, mi sol). Tendrán que alimentarles con el pentagrama en el que figura la nota correspondiente.