Al estilo de un parchis.

Escucharán intervalos y tendrán que reconocer auditivamente si son octavas o unísonos.